Super Castlevania IV - Simon Belmont contra Drácula

Super Castlevania IV para SNES

Cada cien años las fuerzas del bien empiezan a debilitarse misteriosamente. Entonces, el poder de Drácula comienza a resucitar por sí mismo. Su poder crece más y más fuerte cada siglo.

Drácula ha revivido muchas veces. A pesar de esto, sus siniestras acciones han sido detenidas por la familia Belmont.

Han pasado cien años desde la última batalla entre Drácula y la familia Belmont. Pero ahora la serenidad de Transylvania ha sido cercenada por fuerzas destructivas.

En una oscura noche Dracula se alza de su tumba para desatar sus poderes sobre el país.

Una vez más, Simon Belmont ha sido llamado para destruir a Dracula. Sólo con su látigo y su coraje se lanza a restaurar la paz de Transylvania.

Cuentan las malas lenguas que esa obra maestra llamada "Frankestein o El moderno Prometeo" de la escritora Mary Shelley, fue en un principio editada bajo la supuesta autoría de su esposo Percy Bysshe Shelley, poeta reconocido en aquella época, y no bajo el de su autora verdadera. Nada de extrañar, puesto que estamos hablando de la obra que inaugura el género de la ciencia ficción, que no es poco.

Así pues, al igual que la señora Shelley, con su Victor Frankestein y su Criatura, dieron el primer paso de un nuevo camino literario, Konami dio el primer paso para un tipo de juego en los que imperaban los monstruos, criaturas mitológicas, una ambientación gótica, y una clara influencia y pleitesía a la novela "Drácula" de Bram Stoker con una de las sagas más importantes y prolíficas hasta ahora, la saga Castlevania.

Y, de entre todas las entregas anteriores a la actual etapa "Metroidvania" (en el que la influencia de la saga Metroid era más que evidente, aunque bien utilizada, eso sin negarlo), la mejor es sin duda "Super Castlevania 4" para SNES, remake directo de la primera entrega de NES.

En él, encarnamos a Simon Belmont, de la familia Belmont. Cada cien años, las fuerzas del bien se debilitan inexplicablemente, momento en que Dracula, el príncipe de las tinieblas, aprovecha para resucitar al mundo. Pero ese en ese momento en el que entra la familia Belmont, los mayores cazavampiros del mundo: armados con un látigo encantado (llamado en América el "Matavampiros"), se enfrentan a Drácula para destruirlo antes de que afecte al mundo.

Tabla de contenidos
  1. El juego de Super Castlevania IV
  2. Gráficos
  3. Sonido
  4. Gameplay
  5. Bezel
  6. En su lanzamiento -1992 -
  7. Al dia de hoy

El juego de Super Castlevania IV

Esta vez es el turno de Simon, el cual no duda en entrar en el castillo de Drácula (más adelante se revela que el propio castillo es una criatura viva del caos, que cambia de forma cada vez que Drácula resucita, y así no hacen falta excusas para crear nuevos mapeados en cada juego).

El sistema de juego para un plataformas como este es muy simple. Botón para saltar, otro para usar el látigo, un tercero para usar el arma secundaria, izquierda y derecha para andar, abajo para agacharse, y arriba para pisar las escaleras cuando caes en el aire (y así evitar tener una careta nueva).

Lo primero, es hacer notar que, a diferencia de muchos juegos de la época de los 16 bits, no existe ningún modo de correr, por lo que hay que apurar al máximo los movimientos en situaciones límite (el puente que se convierte en bandadas de murciélagos a cada paso que damos) o luchando contra los jefes (sobretodo en los últimos, en que un sólo error milimétrico puede significar la victoria o el Game Over).

Dispondremos de un ataque principal con el látigo, que lanzaremos hacia la dirección en que estemos mirando, aunque si en algo es este juego original a toda la saga es que el látigo puede lanzarse hasta en ocho direcciones posibles dependiendo de hacia qué lado de la cruceta estemos pulsando (incluso cuando saltamos): hacia los lados, hacia arriba, hacia abajo (sólo mientras saltamos) y en diagonal. Además, si mantenemos pulsado el botón, mantendremos el látigo en vilo, con lo que, aunque haciendo menos daño y sin poder movernos, podremos lanzarlo rápidamente hacia cualquier lado.

También dispondremos de varias armas secundarias, aunque sólo podremos llevar una, y que podremos usar gastando corazones que encontramos rompiendo los candelabros que encontremos. Encontramos la daga arrojadiza, débil y sólo puede lanzarse hacia el frente, pero es rápida; el hacha, que hace una parábola hacia arriba antes de caer, y que hace bastante daño; las botellas de agua bendita, difíciles de usar, pero que sirven bien como granadas; el reloj para parar el tiempo, una chorrada que gasta muchos corazones; y el crucifijo (o popularmente llamado "boomerang"), de coste ínfimo, gran poder de ataque, y calculando bien, capaz de golpear varias veces seguidas (es decir, la mejor arma del juego).

Además, podremos mejorar el látigo, ya que al empezar el juego (o una nueva vida extra), al romper el primer candelabro, en vez de un corazón saldrá un objeto que convertirá el látigo de cuero en un látigo de cadenas (aumentando su poder), y con el octavo candelabro, conseguiremos otro objeto que aumentará el alcance del látigo.

Gráficos

Hablemos del apartado gráfico. Eran los comienzos de la SNES, concretamente el año 1991, y Konami había conseguido aprovechar una gran parte de la capacidad gráfica de la maquinita. En cuestión de sprites, los movimientos de Simon y los enemigos eran bastante simples, pero esto se compensaba por la suavidad y detalle de estos mismos, en donde sin duda sobresale el látigo, que ha sido tratado con mucho mimo. Por otro lado, los escenarios son magníficos.

A través de las doce fases de las que consta el juego, encontramos maravillas artísticas como las de los aposentos en que nos enfrentamos contra los dos demonios siervos de la Muerte (Gaibon y Slogra) y luego con la propia Muerte, o, sin ir más lejos, los jardines en que empieza la aventura justo después de traspasar las puertas del castillo.

Es de destacar también los efectos gráficos tales como la sala con paredes, techo y suelo repletos de mortales estacas que gira sobre sí misma (y que hay que sobrevivir agarrando el látigo a una argolla central). Hay que destacar la bestial censura que sufrió el juego, ya que toda sangre (de enemigos o de escenarios) ha sido eliminada (durante las fases de las cámaras de torturas, los pozos de sangre fueron cambiados por ácido, que queda bien, pero no pega con unas cámaras de tortura).

Sonido

Si no habéis escuchado la banda sonora de un Castlevania, no habéis escuchado la de ningún juego. Hablamos de una saga de la que entre sus características se cuenta la de tener unas composiciones fabulosas, como es el caso del tema de Simon (que suena durante toda la primera fase y la batalla contra Drácula). Todas las piezas, compuestas por unos sujetos llamados Sotaro Tojima y Masanori Oodachi, poseen una marcada influencia de la música clásica, y, como es usual, mejora aún más la sensación de ambiente (muy tétrico y tal).

Los efectos de sonido pasan bastante desapercibidos, ya que son muy simples. El sonido original del látigo en su estado de cadena fue censurado, y mientras en la versión japonesa suena a cadena (como debe ser), en occidente hace un ruido muy raro que no soy capaz de identificar.

La duración mínima oscila en una tarde si se hace bien, aunque una sola partida puede alargarse, ya que al terminar la secuencia de créditos finales, automáticamente empieza otra partida con la puntuación que conseguiste antes. Claro está, esto sólo sirve si quieres conseguir una puntuación record.
El juego posee un acertado equilibrio entre fases fáciles y difíciles, intercalando unas y otras. Sin embargo, los jefes poseen la clásica dificultad progresiva (excepto con la Muerte, que aparece antes de Drácula y es terriblemente complicado). Todo esto hace que el cartucho sea bastante jugable tanto para jugadores noveles o experimentados

Como ya he dicho antes, este es el mejor capítulo de la saga anterior a la etapa "Metroidvania", y pongo la mano en el fuego y no me quemo. Sin duda, de obligada visita para los plataformeros, y una obra maestra del catálogo de la SNES.

Gameplay

Bezel

En el siguiente link podras descargar el overlay o bezel de Super Castlevania IV sin los bordes de tv. Solo debes dar clic aqui.

En su lanzamiento -1992 -

Recién empezada la vida de una consola, esta necesitará de bombazos que le ayuden a despegar. Super Castlevania IV, gracias a un gran aprovechamiento tanto sonoro como gráfico de la SNES, así como de una jugabilidad complicada pero simple, y de una ambientación como pocas veces se había visto antes en un videojuego, fue uno de esos bombazos.

LO MEJOR: Ambientación de lujo y grandes gráficos. Un sintetizador estrujado al máximo para conseguir un gran apartado sonoro. Si le pillas el ritmo a la dificultad, te puede durar toda la vida.

LO PEOR: La dificultad puede ser desesperante en varios puntos. La censura que sufrió al llegar a occidente. El personaje puede pecar un poco de "pata palo" y jugar en contra de la jugabilidad.

Al dia de hoy

Curiosamente, este es uno de esos juegos con los que el tiempo ha sido clemente. A día de hoy pasa un poco desapercibido, pero apenas ha envejecido en general, si bien la jugabilidad es el apartado que peor sale parado, y actualmente su falta de desarrollo narrativo puede ser un lastre.

AÚN PERDURA: Un juego simple para aquellos que estén cansados de juegos complicados, y sin necesidad de salir del círculo comercial. Sus distintas características no han envejecido demasiado.

LO QUE EL TIEMPO SE LLEVÓ: La dificultad se acentúa, ya que no hay opción de guardar partida o continuaciones. Un jugador actual puede llegar a pensar que el personaje es simplemente torpe y desesperarse. No narra apenas nada en una época en que los videojuegos compiten con el cine a la hora de contar historias.

¿Que te ha parecido este Juego?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este juego.

Te puede gustar:

    1 Comentarios

  1. MOSS EBRIOS dice:

    Muy buen articulo. Tengo que decir que con nostalgia miro al pasado y recuerdo con alegria y emoción este super juego. Castlevania IV es, por mucho, el mejor castlevania jamás hecho; banda sonora y ambientación que nos adentra al juego de una manera impresionante. Excelente, tengo que decir, un juego como pocos, y eso que he jugado ( y acabado ) todos los Mario, los Metroid, Zelda, etc etc ... Gracias por este articulo de antaño

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir