Metroid Prime 2 Echoes: El futuro está en tus manos

Metroid Prime 2 Echoes - Gamecube

Cuando mencionamos la palabra Metroid no estamos hablando de nada nuevo, hablamos de una saga legendaria, con sus incondicionales y sus detractores, que tuvo su primera aparición en la Nes y que hoy día se mantiene con una esplendida salud tanto en Game Cube como en las nuevas portátiles de Nintendo. Pese al gran cambio que supuso pasar de las dos dimensiones a las tres el juego sigue manteniendo su estilo propio y sus señas de identidad, dando a los fans la satisfacción de ver algo que habían jugado muchos años atrás con un aspecto inmejorable.

Para alguien que no sabe que tipo de juego es Metroid podría pensar, viendo imágenes del juego, que estamos ante otro titulo más de shooter, donde lo único que haremos será matar y avanzar, pero el juego va mucho mas allá, presentándonos un enorme mundo donde la exploración y el análisis de las situaciones serán su baza principal.

Tabla de contenidos
  1. Las segundas partes a veces si son buenas.
  2. La historia de Metroid Prime 2 Echoes
  3. Mecánica general
  4. Aspectos jugables
  5. Modo multijugador
  6. Gráficos de Metroid Prime 2 Echoes
  7. Sonido
  8. Gameplay
  9. Bezel
  10. Conclusión

Las segundas partes a veces si son buenas.

Metroid Prime 2 Echoes llegó a Game Cube como un titulo que todo el mundo deseaba con especial interés, tanto por la historia que tiene tras de si (antes mencionada) como por las prometedoras imágenes y videos que iban apareciendo. El juego no defraudó y se convirtió en uno de los “imprescindibles” para los usuarios de esta consola.

Pasado un tiempo se anunció la segunda parte y como tal todo el mundo se hacía la misma pregunta: “¿superara a la primera?”…

La historia de Metroid Prime 2 Echoes

Éter es un planeta en el que existe una guerra abierta entre “los Luminarios” y “los Oscuros”, los Luminarios vivían de forma pacifica en el planeta, analizaron sus animales y entorno y aprendieron a explotar los recursos. Construyeron tres pequeños templos y un “Gran Templo” para conservar “la Luz de Éter” (energía básica del planeta) y vivieron tranquilamente hasta que un enorme meteorito cayo sobre el planeta. Como consecuencia se abrió una falla en el espacio-tiempo creando un mundo paralelo (Éter oscuro) donde, por desgracia, sus habitantes (“los Oscuros”) no eran tan pacíficos como ellos y comenzó una nueva era de muerte y violencia.

La energía quedo dividida entre los dos mundos y los dos querían controlarla, para ello crearon una maquina capaz de absorber la energía del Éter Oscuro. La expedición encargada de utilizar dicha maquina para poner fin a la guerra fracasó y ahora dicha maquina pasaría a formar parte de los Oscuros, como no podía ser de otra forma, estos la usaron en contra de los Luminarios, destruyeron todos los templos excepto uno, “el Gran Templo”, del cual dependerá la desaparición de Éter.

En este contexto se pierden en el planeta los soldados de la Federación a los que tienes que localizar. En tus manos esta el éxito de esta misión…

Mecánica general

Para el que ya haya disfrutado de la primera entrega no le supondrá ninguna novedad la mecánica general del juego. Avanzar por el planeta mejorando y adquiriendo equipamiento, disparos, visores y movimientos que te serán fundamentales para progresar en la historia. La novedad radica precisamente en la inclusión de nuevos visores, disparos, etc, y una mejora de la interacción entre Samus y los elementos del escenario. Uniendo todo esto nos proporciona una gama de situaciones mucho más variadas que en la primera parte.

Valorando de forma general las novedades se llega a la conclusión de que no son demasiadas pero si suficientes, y como se dice por ahí: “cuando algo funciona para que cambiarlo”.

Aspectos jugables

En este tipo de juegos es difícil ajustar todos los controles al mando de la consola, muchas veces no se consigue y hace que jugarlo te resulte además de difícil, antinatural y forzado. No es el caso de Metroid. Al principio puede costar un poco pero en cuanto juegas unos minutos te adaptas perfectamente a los botones, dotando al juego de mucha fluidez. Como ya hemos comentado no se trata de un shooter puro y duro, lo que hace que el apuntar no sea una tarea difícil, simplemente dejando presionado un botón se fija el blanco en el enemigo, y el resto es disparar y moverse para esquivar sus ataques.

La pega de este método es que puede resultar frustrante cuando hay muchas criaturas a las que matar, todas ellas moviéndose rápidamente, pero uno se acaba acostumbrando, pasando a ser un mal menor.

Uno de los aspectos jugables a destacar es la utilización de los distintos visores, deberás usarlos según convenga en cada situación. El visor principal (sin contar el estándar), que ya se incluía en la primera parte, es el de escaneo, con el que podrás analizar desde criaturas hasta partes del escenario, obteniendo una información detallada de cada elemento escaneado. Esta información podrá ser de poca importancia o vital para la misión.

Como novedad en este aspecto se encuentra, por ejemplo, el “Ecovisor”, con el que podrás visualizar impulsos sonoros o localizar objetos que de otra forma no verías, o el visor “Oscuro” con el que observaras puntos débiles de algunos enemigos, verás con mas claridad en el Éter Oscuro, etc.

Como ya sabréis los que habéis jugado a algún Metroid disparar no solo sirve para aniquilar enemigos, sino que será el elemento principal para abrir las puertas. No todas se abren con el mismo tipo de disparo, dependiendo del color de la puerta se abrirán con uno u otro tipo. Por ejemplo, las puertas de color azul se abrirán con cualquier tipo de disparo, las violetas con el “rayo Oscuro”, etc. Como ejemplo de armas nuevas mencionare el disparo con localizador, que nos permitirá disparar a varios objetivos a la vez o el “Rayo Aniquilador”, su nombre lo dice todo ¿no?.

En todo Metroid que se precie se tendrá la posibilidad de hacer de Samus una pequeña bola, con la que meternos por pequeños recovecos, encontrando secretos o siendo necesaria para resolver muchos de los puzzles. Como novedad en este aspecto se ha incluido el ataque espiral, ataque que aparecía en los juegos 2D y que se echaba en falta en Metroid Prime 1.

En “Echoes” como ya se ha mencionado, nos tendremos que mover entre dos mundos, en el Éter Oscuro los peligros serán mayores, por suerte existen cristales y balizas de luz donde no nos afectara el ambiente nocivo y donde muchos seres Oscuros no podrán entrar (como la “casa” en el “pilla-pilla”), este hecho da una mayor diversidad de situaciones respecto a la primera entrega.

A lo largo del juego habrá una serie de “jefes finales” que tendremos que destruir de las maneras mas diversas, este es uno de los aspectos mas sobresalientes del juego, aunque en algunos casos se hacen extremadamente difíciles lo agradeceréis solo por la satisfacción que da el acabar con ellos.

Para acabar con la jugabilidad diré que aunque hayáis visto que hay que ir avanzando y el hecho de que existan “jefes finales”, el juego no es ni mucho menos lineal, teniendo que recorrer el planeta de arriba abajo, volviendo sobre nuestros pasos para pasar por esa puerta que antes no podías abrir o para llegar a una zona donde antes no llegabas por tu escasez de movimientos. También pasarás largos momentos en una misma zona buscando y rebuscando algún recoveco para seguir encontrando zonas nuevas, lo que hará que el uso del mapa se haga fundamental para no acabar perdido y desquiciado en este enorme planeta o para buscar el punto de guardado mas cercano.

Modo multijugador

Se puede decir que este modo esta cogido con pinzas, cumple su función pero no esta a la altura del resto del juego, entretiene un rato pero lo dejaras aparcado tras jugarlo un par de veces.

Podrán jugar hasta cuatro jugadores al modo “Venganza”, es decir, matar a tus compañeros, o al modo “Codicia”, donde cada jugador empezara con cierta cantidad de monedas que perderá cuando le ataquen, ganara el que mas monedas consiga en determinado tiempo o el que antes llegue a una cantidad establecida.

Gráficos de Metroid Prime 2 Echoes

Uno de los aciertos de su predecesor fueron los gráficos, sólidos, sin fisuras, representando a la perfección todos los ambientes de Tallon IV, convirtiéndose en la referencia gráfica de Game Cube en aquel momento. En Metroid Prime 2 nos encontramos con que el motor sigue siendo prácticamente el mismo con, evidentemente, ciertas mejoras.

En el aspecto técnico cabe destacar una mayor definición de las texturas, mayor número de efectos, tanto de las armas, como visores y efectos climáticos, pero donde más diferencia hay es en el aspecto artístico. Éter resultará algo extraño para los que ya jugamos al anterior Metroid. Se presenta un planeta más desolado que en los anteriores viajes de nuestra heroína, donde la naturaleza era más protagonista. Pero con el tiempo nos acabaremos acostumbrando a esta nueva ambientación y nos daremos cuenta de los numerosos detalles que hay en el planeta. Sin duda, según avanzas en el juego, los escenarios te parecerán más grandiosos e impresionantes.

Una de las mejoras está en los efectos de luces. Ahora son más abundantes y reales. Detalles como que un rayo te de directamente en los ojos y quedes con la visión borrosa unos segundos o que el resplandor de una explosión haga que tu propia cara se refleje en la visera del casco (creerás que se te ha aparecido la Virgen Maria).

Un apartado aparte merecen la variedad de plantas y criaturas que nos iremos encontrando. Las primeras ayudan enormemente a recrear la ambientación tan extraña y envolvente del planeta, desde plantas expuestas a radiación que iluminan toda una sala hasta unos simples hierbajos que crecen en cualquier esquina.

Las criaturas y enemigos gozan de un diseño y unos movimientos muy logrados, aunque algunos modelos, como los soldados humanos, se antojan un poco simples. Encontraremos desde simple fauna autóctona que se mueve a sus anchas por las distintas zonas del planeta hasta extraños seres que parecen haber sufrido mutaciones, viendo como, al dispararlos estos explotan y se deshacen en un líquido morado. Todo esto ayuda a crear esa sensación de extrañeza que envuelve todo a todo el planeta Éter.

Como punto negativo nos encontraremos con que el agua no está todo lo bien representada que se esperaba, quedando lejos del nivel alcanzado en otros títulos de Nintendo como Super Mario Sunshine. Si nos fijamos en su antecesor, recordaremos un agua poco cristalina y detallada, que más bien parecía una simple textura con movimiento. Pues bien, en “Echoes” este apartado no ha mejorado mucho, aunque, todo hay que decirlo, no desmerece en absoluto el resultado final del juego.

Otro inconveniente está en que con la excusa de querer dar la máxima calidad, Nintendo solo nos ha ofrecido una versión Pal a 60 Hz, con lo que si dispones de una televisión un poco vieja o simplemente incompatible con este modo no podrás jugar.

En definitiva, un magnifico conjunto gráfico, cuidado en todo momento (lo notaremos hasta en la gran calidad de los menús), que se moverá en nuestro televisor con total suavidad y nitidez, situando al juego en los puestos más altos de calidad grafica no solo en la consola de Nintendo sino de muchas otras.

Sonido

Normalmente este apartado queda en un segundo plano en casi todos los juegos, pero en “Echoes” como en toda la saga disfrutamos de una música muy envolvente, totalmente en armonía con todo el desarrollo del juego, siendo esta muy dinámica y haciendo que vivamos la acción de una manera muy intensa. Estamos hablando de música electrónica de ambiente futurista, muy cuidada y totalmente original.

Los efectos sonoros tampoco pasarán desapercibidos, siendo estos de gran calidad y dándonos la sensación de que reventar una “abeja” de Éter con un “rayo Estándar” realmente sonaría así en la realidad.

Pero no todo es bueno, y es que, en este juego, como en otros tantos de Nintendo, no escucharemos las voces de ningún personaje. Esto hace que resulte un poco pesado cuando hay diálogos, aunque en cierto modo ponerle voces a este juego haría que perdiese parte de la esencia de la saga.

Gameplay

Bezel

En el siguiente link te podras descargar el bezel u overlay de Metroid Prime 2 Echoes, solo debes dar clic aqui.

Conclusión

Un juego que lo tiene todo, gráficos, jugabilidad y diversión .Si te gustó la primera parte cómpralo sin pensarlo, no solo disfrutareis de las novedades sino de una mayor dificultad, que agradeceréis los mas avezados. Para los que nunca habéis disfrutado de los juegos de esta saga este es el mejor momento para iniciaros, quedareis gratamente sorprendidos.

¿Que te ha parecido este Juego?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este juego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir