The Legend of Zelda: Majora's Mask - Análisis para N64

The Legend of Zelda: Majora's Mask

Justo después de los acontecimientos que se sucedían en el primer y excelente juego de The Legend of Zelda: Ocarina of Time para Nintendo 64, nuestro protagonista Link es asaltado por un extraño personaje mientras va por el bosque. Este misterioso ser enmascarado se apoderará de nuestro caballo y nuestra ocarina, dejándonos en un lugar desconocido en medio del bosque.

Con este argumento comenzamos un juego que adopta lo mejor del primer título y le añade un poco más de emoción añadiendo un elemento inesperado: la lucha contra el tiempo. Y es que es precisamente el tiempo quien será nuestro peor enemigo. Link tiene tres días para evitar que el mundo se vea destruido por una extraña amenaza en el cielo. El jugador pronto se dará cuenta de que terminar la misión es estos tres días es algo menos que imposible, con lo que deberemos recurrir a toda nuestra astucia para engañar al mismo tiempo, y poder salvar así al mundo.

Tabla de contenidos
  1. Vuelve el motor del Legend of Zelda
  2. Más presión que el anterior
  3. ¿No puedo grabar la partida?
  4. Las máscaras en Legend of Zelda
  5. Una de cal…
  6. Los gráficos y el sonido
  7. Bezel
  8. En Conclución

Vuelve el motor del Legend of Zelda

En el aspecto técnico no podemos hacerle ningún reproche a este Legend of Zelda. El sistema de control analógico responderá de forma impecable bajo nuestras manos, haciendo que los movimientos y saltos más difíciles puedan ser realizados sin problemas.
El sistema de batalla sigue siendo preciso y muy fácil de aprender. Todos aquellos que hayan disfrutado con el primer Zelda (The Legend of Zelda: Ocarina of Time) estarán cómodos en unos segundos, y los que no lo hayan usado nunca tardarán tan solo unos minutos en acostumbrarse.

Algo que es tan criticado en algunos juegos 3D de hoy en día como es el sistema de cámaras no tiene ningún misterio ni dificultad en este Zelda. Como tenemos control sobre la cámara, podemos cambiar con facilidad en caso de que la auto cámara del juego no nos interese. Estos son los detalles que marcan la diferencia en unos pocos juegos. Cuando la acción está en su apogeo, uno no se acuerda de los controles, nunca son un impedimento, para que nos concentremos en la aventura que tenemos por delante.

Más presión que el anterior

Si en el primer juego de Legend of Zelda para n64, el énfasis estaba puesto en la exploración y en el poder tener libertad en el vastísimo mundo del juego, en este tenemos un enemigo que nos añadirá siempre presión sobre nuestros actos: el tiempo. Pase lo que pase, hagamos lo que hagamos, el tiempo siempre estará girando. Y aunque tenemos la opción de "hacer trampas" con nuestra ocarina y viajar en el tiempo, esto no dejará de tener sus consecuencias negativas.

Y es que muchas de las personas con las que hayamos hablado y nos hayan ayudado no se acordarán de nosotros en el pasado, con lo que en algunos aspectos tendremos que repetir muchas de nuestras acciones… y el tiempo siempre seguirá pasando. Nintendo ha conseguido que el tiempo sea un enemigo más tangible que muchos de los que encontramos en pantalla. Y esto hace que el juego sea especialmente divertido.

Cuando consigamos la canción que nos permite viajar en el tiempo, no nos preocuparemos más por el paso de los tres días, pero al volver al pasado perderemos algunas de nuestras posesiones y la gente no nos reconocerá, con lo que será vital aprender donde están los personajes importantes, que además llevarán su propia vida durante los tres días.

¿No puedo grabar la partida?

Aunque no es habitual que en los juegos de consola podamos guardar la partida cuando queramos, este Legend of Zelda es un poco restrictivo a la hora de permitir que guardemos la partida. Solo lo podremos hacer cuando se cumplan ciertas condiciones, lo que añade más dificultad al hecho de que el tiempo sigue pasando. Este es quizás el punto que menos nos ha gustado del juego.

No creemos que la opción de "guardar cuando quieras" sea una solución, pero si que hubiera sido de ayuda un sistema algo más flexible a la hora de guardar nuestros progresos. Más flexible que nunca Esta vez Link tendrá que usar al máximo su ingenio para poder salvar al mundo. Pero no estamos solos y contamos con la ayuda de todas las máscaras mágicas y muchos otros artefactos que nos permitirán viajar hasta los lugares más alejados, transformarnos en las criaturas más insospechadas y hasta ir tranquilamente por debajo del agua.

Las máscaras en Legend of Zelda

Lo que nos lleva a los objetos más divertidos y flexibles del juego: las máscaras mágicas. El hecho de que los rompecabezas en general han aumentado de dificultad y que nuestro personaje tendrá un enorme inventario repleto de objetos y opciones hacen que las posibilidades del juego sean bastante grandes.

Aunque hay máscaras que solo te ayudarán de forma parcial (aumentando algunas de tus habilidades o haciendo que puedas correr a más velocidad), otras te permiten transformarte en las más raras criaturas y llegar así a lugares anteriormente inaccesibles.

Una de cal…

Otra de las cosas que quizás se podrían haber mejorado en este Legend of Zelda es el hecho de que cuesta un poco seguir la historia. Si unimos los viajes en el tiempo a los propios lugares a visitar, es fácil que nos perdamos en la historia y tengamos que estar pensando qué teníamos que hacer en algunos momentos. Si a esto le unimos que nuestra hada (el personaje del juego que nos ayuda y nos hace de guía) no está siempre que la necesitamos, la verdad es que en algunos casos, el intentar llegar hasta ciertos sitios (como algunas cuevas) y no saber qué nos hace falta para poder entrar es algo frustrante.

Los gráficos y el sonido

Gracias al uso de la expansión de memoria, este Legend of Zelda cuenta con unos gráficos mejorados con respecto al anterior. Si observamos con detenimiento veremos como el juego tiene una buena cantidad de texturas variadas y los objetos están bien dotados de polígonos. Visualmente, lo malo es que el juego a veces tiene como un aspecto borroso y difuminado, aunque esto es debido a la resolución máxima que puede conseguir una Nintendo 64. El sonido es bueno, acompañando perfectamente nuestras andanzas por el juego.

Aunque se han vuelto a utilizar algunas de las melodías del primer Legend of Zelda, las nuevas melodías no tienen nada que envidiar. Los efectos de sonido, aunque quizás sean algo escasos para nuestro gusto, acompañan perfectamente a las acciones importantes de nuestro personaje y en ningún momento hay alguno que esté mal escogido.

Gameplay

Bezel

Para descargar el marco de Legend of zelda, debes dar clic aqui.

En Conclución

The Legend of Zelda: Majora's Mask es un juego que puede llegar a ser extraordinariamente divertido, aunque quizás no es ese juego que gusta a todos por igual. El hecho de que se centre más en resolver pequeños problemas y tengamos que hacer muchas acciones de forma repetitiva y sistemática hace que la naturaleza de este juego sea ligeramente diferente del primer Zelda de N64 (The Legend of Zelda: Ocarina of Time), en que el énfasis estaba en la exploración y la acción sin restricciones.

Es por eso que el juego es lo suficientemente diferente como para no ser una mala secuela, pero su propia diferencia hace que quizás no sea del agrado de todas las personas a quienes les gustó la primera parte. Un buen juego, que quizás no guste a todos, pero con el que disfrutarán aquellos que les gusta un buen juego de aventuras con una historia original

¿Que te ha parecido este Juego?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 4

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este juego.

Te puede gustar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir